www.honoriofeito.com
    

POLÍTICA

Si existiera España, una multitud estaría cercando a estas horas el Palacio de la Moncloa para exigir a Mariano Rajoy que, antes de que inicie su viaje al extranjero, acabe de una vez con el asunto de Cataluña. Que acabe de una vez antes de que uno de sus ministros, Luis de Guindos, proceda a negociar la deuda, aquel asunto que planteó Arturo Mas, en 2012, pero que el Gobierno de Rajoy de entonces rechazó de plano porque, según ha explicado De Guindos al diario británico Financial Times, la situación de España no estaba para estas cosas; pero ahora que hemos orientado la Economía, sí, ya se puede hablar. ¡Acabáramos!
0,03125